¿CÓMO ES EL SUEÑO INFANTIL?

El sueño llega a ser un motivo de preocupación para los padres, muchos esperan que desde que nace dormirá toda la noche y esto esta muy alejado de la realidad (salvo algunas pequeñas excepciones).

En este artículo hago acotaciones de un libro fantástico que todo padre debe leer. “Dormir sin lagrimas” de Rosa Jove quién es psicóloga especializada en psicología infantil y juvenil, licenciada en Geografía e historia con especialización en antropología de la crianza, especialista en sueño infantil.  

Dormir es un proceso evolutivo que se va adaptando a las necesidades del ser humano. Un recién nacido no duerme igual que un niño, ni éste igual que un adulto, ni un adulto igual que un anciano, porque cada edad reclama unas necesidades diferentes. Esto quiere decir que el sueño va cambiando conforme vamos creciendo, será de acuerdo al desarrollo y evolución de cada quien.

“Si conocemos cómo evoluciona el sueño infantil y actuamos en consecuencia, propiciaremos que los niños desarrollen correctamente este proceso y minimizaremos al máximo la aparición de problemas”.

Un niño sano en algún momento dormirá como lo hace un adulto.

Ningún bebé aprende a dormir, esto ya lo saben hacer desde el momento de la gestación. Mas o menos a partir del tercer trimestre comienzan a tener momentos de vigilia e inactividad que se parece al sueño de un recién nacido.

Entonces, dormir es una necesidad tan básica como comer, de hecho, esta es la razón por la que debe despertar. Además, es muy inteligente y sabe que para obtener su alimento (leche materna) debe mantener el estímulo en los pechos.

“El mejor síntoma de salud es que un bebé sea despierto y comelón, que extremadamente soñoliento e inapetente”.

Un recién nacido poco a poco va conociendo su entorno y desarrollado su mente, durante este proceso suele cansarse. Para descansar y aprender mejor necesita hacer varias siestas a lo largo del día, es decir, descansa de los estímulos que recibe, reorganiza su cerebro, la memoria y sus procesos de aprendizaje.

Hasta mas o menos los 7 meses es donde se va a notar mayores cambios en su sueño “dormía 4 horas seguidas y ahora se levanta cada 2”. ¿Por qué sucede esto? Al nacer solo tenemos dos fases de sueño, a medida que el bebé va creciendo se van incorporando las otras fases, va madurando y evolucionando a las fases adultas. Su sueño es ligero antes de llegar a uno mas profundo (puede durar 1 a 1 1/2 horas) y es por esto que también cualquier sonido lo puede despertar.

Durante ese periodo, los bebés comienzan a diferenciar los días de las noches, algunos harán un par de siestas cortas en las mañana y dormirán un poco más en las noches.

Otra característica típica de la edad es que el bebé estará mas alerta cuando se sienta solo o entre extraños.

“Las necesidades biológicas y emocionales del bebé se sincronizan con los estadios de sueño y de vigilia para asegurarse aquello que necesita. Por lo tanto, veamos cuáles son esas necesidades y cómo es el sueño en estas edades”.

A partir de los 8 meses y hasta los 2 años sigue el sueño frágil y esta vez por otras situaciones asociadas:

  • Consolidación de la alimentación complementaria.
  • Dentición (puede cambiar patrón de sueño y alimentación).
  • Angustia de separación (lo hablaremos en otro artículo).
  • Gateo.
  • Descubrimiento de entornos.
  • Control de esfínter.

Para que se hagan una idea, el sueño continuará madurando hasta los 5 – 6 años,  ahí es cuando dormirán similar a un adulto: un solo sueño nocturno, sin siestas y con una duración de 8 horas aproximadamente.

Durante este tiempo que podemos hacer:

  • Acompañar a sentirse seguros.
  • Buscar rutinas que se adapten a la familia.
  • Ser flexibles y tengan presente que las rutinas pueden cambiar a medida que el bebé crezca.
  • Atento a las primeras señales de sueño: llevarse las manitos a los ojos y orejas, ponerse a pelear a la hora de comer, buscar contención, bostezar o mirar lejos.

Tu bebe si duerme solo que lo hace diferente a ti.

Janeth Rivera

@apoyando_a_mama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *