¿LACTANCIA MATERNA Y CARIES?

La caries es una enfermedad crónica e infecciosa de etiología compleja y multifactorial. A pesar que es una enfermedad prevenible, es sumamente frecuente en la primera infancia.

Hay desarrollo de caries si:

  1. Hay dientes.
  2. Hay bacterias cariogénicas: estas pueden estar presentes por la inoculación por parte de los padres o cuidadores cuando se dan besos en la boca, se sopla o prueba la comida antes de dársela.
  3. Hay alto consumo de alimentos ricos en cabohidratos: por ejemplo azúcar (la recomendación actual de la OMS es evitar el consumo de azúcares libres antes de los 2 años) o cereales con alto contenido de azúcar.
  4. Hay ausencia adecuada de higiene bucal: se debe usar pasta dental con flúor (1000 – 1100 ppm) a partir de la salida del primer diente.
  5. Hay factores individuales de predisposición a caries.    

“Algunos autores han relacionado el desarrollo de caries con la lactancia prolongada y a muchas madres se les recomienda equivocadamente destetar precozmente a sus hijos alegando este motivo. Entre otras razones, no podemos obviar que si la lactancia hubiera sido la causa de caries, se hubieran encontrado hallazgos en poblaciones prehistóricas y no ha sido así. Por otro lado, el hecho de que la prevalencia de caries en humanos sea muy superior a la de otros mamíferos hace pensar que debe haber otros factores implicados, que no sea la leche materna.”

Estudios que relacionan la lactancia materna con la caries, carecen de evidencia principalmente por la metodología que utilizaron ya que no han controlado por ejemplo el consumo de alimentos ricos en carbohidratos u otros factores asociados.

Lo que sí esta demostrado es que la lactancia humana en si misma no es cariogénica, mas bien previene el desarrollo de caries.

“La leche materna es un fluido de gran complejidad biológica, protege activamente y es inmunomoduladora.

• Factores de defensa, que inhiben el crecimiento bacteriano.

• Minerales como calcio y fósforo y proteínas como la caseína que hacen que la leche materna favorezca la remineralización.

• Componentes como la Arginina y la Urea que favorecen un aumento del pH y por tanto disminuyen la desmineralización.

• Un pH adecuado (el pH de la leche materna oscila entre 7.1 y 7.7), que no modifica el pH en el medio bucal.”

A mayor duración de la lactancia, mayores serán los beneficios.

Janeth Rivera

@apoyando_a_mama

Fuente: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/201502-lactancia-materna-caries.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *