SE FUE LA LUZ, ¿QUÉ HAGO CON MI BANCO DE LECHE?

Hacer un banco de leche implica mucho tiempo y dedicación, las mamás lo cuidan como un gran tesoro para sus bebés.

La leche humana es un alimento con gran valor nutricional, es un fluido vivo y cambiante. Cuando se hace un banco de leche, es importante saber almacenar y conservar adecuadamente para mantener sus propiedades. Pero, ¿qué pasa si se va la luz, cómo mantener la leche de manera segura?.

Algunas recomendaciones:

  • Vale la pena tener unos ice pack congelados (mejor ser precavidos), estos pueden ser de gran ayuda en caso de no contar con energía eléctrica. 
  • Si tienes ice pack, envuelve estos en un pañal de tela, tuto o papel (tipo Kraft) para conservar mas el frío.
  • Coloca las bolsas o frascos que contengan tú leche dentro de otra bolsa de manera que queden juntas entre sí. Si tienes ice pack, colocalos al lado. Estos deben estar en el fondo del congelador. 
  • Al abrir la puerta del congelador o cooler la temperatura sube y se puede descongelar más rápido, por lo que se recomienda evitar estar abriéndola para revisar cómo esta la leche.
  • Si tienes un familiar o amigo cerca que tiene energía eléctrica, puedes trasladar la leche en un cooler térmico para mantener la cadena de frío.
  • Al llegar la luz, si la leche no se descongeló o se descongeló parcialmente (queda parte congelada), pueden volver a congelar. Si la leche se descongeló por completo, no se puede volver a congelar y esa leche se podría ofrecer en las próximas 24 horas.

     

Janeth Rivera 

@apoyando_a_mama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *